Síntesis

External Validation of O-RADS US Risk Stratification and Management System

Lectura: 5 minutos /

Referencia

Hack de Kalesha, Niket Gandhi , Genevieve Bouchard-Fortier , Tanya P. Chawla , Sarah E. Ferguson , Siying Li , Daniel Kahn , Pascal N. Tyrrell , Phyllis Glanc (Published Online: Apr 19 2022. https://doi.org/10.1148/radiol.211868).

Recopilado por el Dr. Sebastián Cruz Farfán (Centro médico Diagnóstico Científico Integral, Capital Federal, Argentina)


El O-RADS US, Sistema de Gestión y Estratificación de Riesgos de EE. UU fue creado para mejorar la evaluación y el tratamiento de riesgos de lesiones ováricas y anexiales.

El O-RADS asigna una categoría de riesgo de malignidad de 1 a 5 para cada lesión. Los valores o rangos de riesgo de malignidad son los siguientes:

  • O-RADS 1: 0 %.
  • O-RADS 2: < 1 %.
  • O-RADS 3: 1 % a < 10 %.
  • O-RADS 4: 10 % a < 50 %.
  • O-RADS 5: 50 % o más


El modelo Assessment of Different Neoplasias in the Adnexa (ADNEX) es una herramienta de evaluación de riesgos basada en algoritmos desarrollada por el grupo International Ovarian Tumor Analysis (IOTA). El ADNEX proporciona un riesgo general de malignidad que se ha alineado con las categorías de riesgo de O-RADS para que ambos puedan utilizar el O-RADS.

La validación del O-RADS US para discriminar lesiones ováricas benignas de malignas usando tratamiento quirúrgico y no quirúrgico como estándar de referencia no está bien establecida en América del Norte según la literatura, por lo que en la actualidad siguen faltando estudios de validación que incluyan tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos como estándar de referencia.

El propósito de este estudio fue validar externamente el desempeño de O-RADS US en la discriminación de lesiones ováricas y anexiales benignas y malignas que fueron tratadas con o sin cirugía. Un objetivo secundario fue determinar si la incorporación del sombreado acústico como hallazgo de mejora para el diagnóstico.

Se incluyeron mujeres que se sometieron a ecografía pélvica entre agosto de 2015 y abril de 2017 en un centro de oncología de referencia terciario. Dos lectores independientes cegados al resultado clínico e histológico asignaron una categoría de riesgo O-RADS y una evaluación del modelo de riesgo de malignidad del análisis internacional de tumores de ovario (IOTA) de diferentes neoplasias en el anexo (ADNEX) a las lesiones evaluables. Los estándares de referencia fueron la histopatología quirúrgica o el seguimiento por imágenes a los 2 años.

Los criterios de inclusión del estudio fueron la edad de al menos 18 años, la presencia de una lesión anexial no fisiológica como se define en el léxico O-RADS. Los criterios de exclusión incluyeron pacientes con datos de seguimiento inadecuados o sin cirugía, ooforectomía bilateral, todos los hallazgos de categoría 1 de O-RADS y antecedentes personales de malignidad de ovario o aumento del riesgo genético de malignidad de ovario ( BRCA1 portador o síndrome de Lynch). La posmenopausia se definió como más de 1 año desde el último ciclo menstrual. La perimenopausia se definió como la falta de menstruación durante 3 a 11 meses. Si la información sobre el último período menstrual no estaba disponible, las mujeres de 50 años o más se consideraban posmenopáusicas.

Se identificaron 2801 estudios de ecografía pélvica y se incluyeron 262 lesiones (9%) en 227 pacientes. La edad media fue de 52 años (rango de edad, 20-97 años). La mediana del diámetro máximo de la lesión fue de 54 mm (rango, 6-350 mm). La sombra acústica estuvo presente en 27 (10%) lesiones.

El número de lesiones dentro de las categorías de riesgo individuales de O-RADS fue de 100 (38 %) para O-RADS 2, de 32 (12 %) para O-RADS 3; de 63 (24 %) para O-RADS 4 y de 67 (26 %) para O-RADS 5.

El acuerdo entre lectores para la categoría de riesgo fue de 261 (99 %) lesiones. Una lesión se describió inicialmente como un dermoide clásico (O-RADS 2) versus una lesión multilocular sin componente sólido (O-RADS 3). Después del consenso la lesión se clasificó como O-RADS 3.

En general, 187 (71%) lesiones tuvieron un resultado benigno y 75 (29%) representaron un resultado maligno. Dos lesiones a las que se les realizó seguimiento presentaron un crecimiento del 20 % o más, se clasificó posteriormente como malignas.

Se realizó escisión quirúrgica en 160 (61%) lesiones, mientras que 102 (39%) fueron tratadas sin cirugía. De las 160 lesiones extirpadas quirúrgicamente, 73 (46%) eran malignas, de las cuales 18 (25%) eran tumores de ovario borderline; las restantes 87 (54%) lesiones fueron benignas. La enfermedad maligna más frecuente fue el cáncer de ovario seroso de alto grado (21 de 160).

La proporción de malignidad en la categoría O-RADS 2 fue del 0 % (0 de 100). Se realizó escisión quirúrgica para 32 lesiones (32 %) y 68 (68 %) se sometieron a imágenes de seguimiento, de las cuales 36 (53 %) no demostraron cambios, 20 (29 %) se resolvieron, 11 (16 %) disminuyeron de tamaño , y uno (1%) demostró un crecimiento de intervalo de menos del 20%.

La proporción de malignidad en la categoría O-RADS 3 fue del 3% (uno de 32). Se realizó extirpación quirúrgica de 16 lesiones benignas (50%). De las 16 lesiones tratadas sin cirugía, 12 (75%) se mantuvieron estables, una (6%) se resolvió, dos (13%) disminuyeron de tamaño y una (6%) mostró un crecimiento superior al 20%.

La proporción de malignidad en la categoría 4 de O-RADS fue del 35 % (22 de 63). Cuarenta y ocho lesiones (76%) en esta categoría de riesgo fueron extirpadas quirúrgicamente; 27 fueron benignos (56%) y 21 malignos(44%). Quince (24 %) lesiones se trataron sin cirugía, 13 (87 %) demostraron estabilidad a los 2 años de seguimiento, una (7 %) disminuyó de tamaño y una (7 %) mostró un crecimiento del 20 % o más.

La proporción de malignidad en la categoría 5 de O-RADS fue del 78 % (52 de 67). Se practicó cirugía en 64 (96%) lesiones, de las cuales 13 (20%) fueron benignas. Dos (67%) de las tres lesiones tratadas sin cirugía mostraron estabilidad y una (33%) mostró un crecimiento superior al 20%.

En este estudio retrospectivo la ecografía O-RADS discriminó con precisión las lesiones benignas de las malignas. Agregar la presencia de sombra acústica al modelo O-RADS tuvo un efecto protector. Los autores descubrieron que la incorporación del sombreado acústico como un hallazgo benigno mejoró el modelo O-RADS.

No existe un umbral óptimo en la literatura sobre el cual recomendar cirugía versus manejo conservador para lesiones ováricas y anexiales. Tampoco existe un punto de corte establecido para derivar a la paciente a oncología. Debido a la alta mortalidad del cáncer de ovario seroso, es clínicamente apropiado sacrificar la especificidad a expensas de una mayor sensibilidad. El uso de la categoría 4 de O-RADS como umbral para el diagnóstico de malignidad arrojó una sensibilidad del 99 % con una especificidad del 70 %, mientras que la categoría 3 de O-RADS arrojó una sensibilidad del 100 % con una especificidad de sólo el 53 %. Esto sugiere que la categoría 3 de O-RADS puede proporcionar un umbral para considerar la cirugía, mientras que la categoría 4 de O-RADS puede proporcionar un umbral para la consulta con un oncólogo ginecológico.

Las bajas tasas de malignidad observadas en las nuestras del estudio para las categorías 2 y 3 de O-RADS (0 % y 3 %, respectivamente) y las tasas progresivamente más altas de malignidad en las categorías 4 y 5 de O-RADS (35 % y 78 %, respectivamente) apoyan las opciones de gestión estratificada.

Compartir:

Artículos relacionados

Deja una respuesta