Lesiones ampulares y periampulares benignas y malignas

Vol. I – Nº 3

Referencia

Paul Nikolaidis, MD; Nancy A. Hammond, MD; Kevin Day, MD; Vahid Yaghmai, MD; Cecil G.

Wood III, MD; David S. Mosbach, MD; Carla B. Harmath, MD; Myles T. Taffel, MD; Jeanne M.

Horowitz, MD; Senta M. Berggruen, MD y Frank H. Miller, MD. Imaging Features of Benign

and Malignant Ampullary and Periampullary Lesions. RadioGraphics (2014) Vol. 34: 624-641.

Características imagenológicas

La ampolla de Vater está rodeada por el esfínter de Oddi, una estructura de 1 cm compuesta de músculo liso que regula el flujo de bilis y jugos pancreáticos en el duodeno. El esfínter de Oddi

rodea la porción distal del conducto biliar común, el conducto pancreático principal distal y el canal común.

Lesiones neoplásicas

Cáncer ampular: El adenocarcinoma es una neoplasia poco frecuente. Debido a la ubicación central de la lesión, los pacientes a menudo presentan síntomas obstructivos tempranos.

En las imágenes, las lesiones se manifiestan como una masa nodular que produce un defecto irregular de llenado en el margen distal de la unión pancreático-biliar.

Adenoma ampular: Son lesiones premalignas  poco comunes que pueden sufrir una  transformación maligna. Los hallazgos en la TC consisten en una masa de tejidos blandos mayor a 1 cm, dilatación de la vía biliar extrahepática y del conducto pancreático.

Colangiocarcinoma: Es un adenocarcinoma que surge de las células epiteliales de la vía biliar.

Hay dos subtipos de colangiocarcinoma extrahepático: infiltrante y polipoide.

Una característica común en las imágenes de ambos subtipos es la dilatación del conducto biliar, que termina abruptamente en el nivel de la masa.

Adenocarcinoma duodenal: En las imágenes, el tumor se manifiesta ya sea como una masa polipoide o masa intraluminal, con engrosamiento de la pared duodenal excéntrica. En la TC son hipovasculares.

Tumor del estroma gastrointestinal:

Los GIST son los tumores de origen mesenquimal. El intestino delgado es el segundo sitio más común después del estómago. Las masas pueden ser intramurales o intraluminales y su apariencia puede variar de pequeñas masas homogéneas a las grandes masas necróticas.

Adenocarcinoma pancréatico: Puede ocurrir cerca de la ampolla de Vater y se manifiesta como una masa peri o ampular. Dependiendo de la ubicación del tumor y su relación con el árbol pancreático-biliar, los pacientes pueden presentarse con síntomas obstructivos.

En la TC con contraste y la RM, generalmente se manifiesta como una lesión heterogénea hipovascular con relación al parénquima pancreático normal.

Lesiones no neoplásicas

Estenosis papilar: Es la obstrucción de la bilis o del flujo de líquido pancreático en el esfínter de Oddi, en la ausencia de una masa o lesión inflamatoria en la ampolla. Puede manifestarse

con pancreatitis, ictericia o dolor. La causa más común de estenosis papilar es la disfunción del esfínter de Oddi, que puede ser estructural o funcional.

Coledocolitiasis: Es una patología común. La TC no es tan sensible como la colangio-RM.

Pancreas divisum: Consiste en una anomalía congénita. El páncreas divisum puede estar asociado con la estenosis del conducto principal en la papila menor.

Santorinicele: Es una dilatación quística del conducto pancreático accesorio, por lo general, en el contexto de pancreas divisum. Se diagnostica con mayor facilidad en la colangio-RM, donde aparece como una dilatación quística con preservación de la papila menor.

Procesos periampulares relacionados con el páncreas y duodeno

Pancreatitis autoinmune: Es una forma fibroinflamatoria benigna, relacionada con IgG4 de la pancreatitis crónica.

Los conductos biliares, glándulas salivales, los riñones y los ganglios linfáticos pueden estar implicados de forma sincrónica o metacrónicamente.

Se manifiesta como colangitis esclerosante o lesiones pseudotumorales.

Pseudoaneurisma arteria pancreatoduodenal:

Es una complicación asociada con pancreatitis y se da como consecuencia de la erosión de la pared arterial por las fugas de las enzimas pancreáticas. En las imágenes se visualiza una masa redonda que presenta un llenado arterial en topografía de la arteria pancreatoduodenal.

Duodenitis: Es la inflamación del duodeno en la ausencia de formación de úlceras. Se manifiesta en las imágenes como el engrosamiento de la pared duodenal asociado a hiperdensidad de los planos grasos adyacentes.

Conclusión

La ampolla y la región periampular son difíciles de evaluar radiológicamente y las características imagenológicas de las condiciones benignas y malignas se superponen.

El conocimiento de esta región y de sus condiciones patológicas asociadas es importante para diferenciar las enfermedades que deben ser manejadas médicamente de aquellas que requieren

intervención.

Recopilado por Dra. Audrey Murcia Alvarado.

Compartir este artículoTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Verificación de identidad. Complete la operación *