Ecografía de la pelvis pediátrica femenina

Vol. I – Nº 2

Referencia
Harriet J. Paltiel, MD, Andrew Phelps, MD. “Ecografía de la pelvis pediátrica femenina”. Radiology (2014) Vol. 270: 644-657, 10.1148/Radiol. 13121724.

El tamaño y la forma del útero, de los ovarios, depende de la edad y de la influencia hormonal.

Las hormonas maternas y placentarias causan un tamaño relativamente grande del útero neonatal en comparación con su tamaño en la infancia.

Anomalías estructurales del tracto reproductivo

Himen imperforado es la anomalía más común. El diagnóstico puede ser desde el nacimiento cuando se observa un hidro o mucocolpos. La falta de reabsorción del tabique entre los dos conductos embriológicos de Müller da lugar al útero septado. La configuración externa puede ser normal o plana y hay dos cavidades endometriales.

El útero bicorne resulta de la fusión parcial de los conductos de Müller. La superficie externa presenta una profunda abertura y el miometrio central puede extenderse hasta el orificio cervical interno (bicorne unicolis) o hasta el orificio cervical externo (bicorne bicolis). La no fusión completa de los conductos de Müller forma un útero didelfo donde siempre se ven dos cuellos uterinos.

El útero unicorne se forma a partir de la reabsorción o detención completa de un conducto de Müller, sin embargo es muy frecuente por una reabsorción incompleta que presente un cuerno rudimentario con o sin endometrio funcional.

Genitales ambiguos

Aunque no es habitual, la demora en su diagnóstico implica un alto daño psicológico para el paciente y su familia. La ecografía determina la ubicación de las gónadas, presencia de útero y evalúa las glándulas suprarrenales. El fallo del tabique urorrectal resulta en la separación incompleta de estas estructuras y una confluencia común.

Sangrado prepuberal

  • Vulvovaginitis: Es el origen más común de sangrado prepuberal.
  • Pubertad precoz: Su definición es algo controvertida, sin embargo la más tradicional es el desarrollo de mama o vello pubiano en niñas menores de 8 años. Aunque la causa de la pubertad precoz en la mayoría es idiopática (80%), en el restante se puede observar anomalía del hipotálamo, glándula pituitaria o estructuras adyacentes, por lo que es recomendado realizar una neuroimagen.
  • Cuerpo extraño vaginal: El papel higiénico, el material fibroso de la ropa y alfombras son los más comunes, en ecografía los objetos pueden aparecer ecogénicos.
  • Masas vaginales: Entre las benignas incluyen quistes, pólipos y entre las malignas poco comunes el rabdomiosarcoma, tumor del seno endodérmico y carcinoma de células claras.

Amenorrea primaria

Se define como la ausencia de la menarquia a los 15 años. Entre las causas tenemos disgenesia gonadal, hipogonadismo hipotalámico, ausencia del útero, cuello uterino y/o vagina, himen imperforado, enfermedad de la hipófisis, síndrome de ovario poliquístico, hiperplasia adrenal congénita.

Masas pélvicas ginecológicas

Quiste de ovario

En ocasiones se detectan en la ecografía prenatal. Por lo general son unilaterales. El desarrollo de hemorragia de un quiste ovárico in útero o postnatal tiene una alta asociación con la pérdida del ovario a largo plazo por torsión. Aparecen como una masa abdominal asintomática o aumento de la circunferencia abdominal, dolor abdominal agudo o crónico.

Los tumores ováricos

Teratoma quístico representa más del 90% de todos los tumores ováricos benignos. Los tumores malignos ováricos son poco frecuentes y se presentan generalmente en las niñas posmenárquicas. Los tumores epiteliales son raros antes de la pubertad, y son los más comunes el cistoadenoma seroso y mucinoso, la mayoría de los cuales son benignos.

Dolor pélvico

  • Torsión anexial (ovario y/o trompas): Es raro en las recién nacidas y en las prepúberes, aunque puede darse secundario a hipermovilidad por la laxitud de los ligamentos. El ovario afectado siempre se agranda, con un volumen promedio de 12 veces mayor que del contralateral, con múltiples folículos ligeramente agrandados (8-12 mm).
  • Enfermedad pélvica inflamatoria: Afecta a las niñas en edad reproductiva. El diagnóstico generalmente se establece clínicamente sobre la base de la fiebre, el dolor pélvico y la secreción vaginal. La ecografía es útil para identificar las complicaciones, incluyendo piosalpinx, donde aparece una estructura tubular de pared gruesa llena de líquido.
  • Embarazo ectópico: Presenta baja frecuencia en los adolescentes jóvenes, que tienen el mayor índice de mortalidad reportada. Debe sospecharse por la presencia de dolor pélvico, un nivel anormal de suero-β hCG y amenorrea.
  • Apendicitis aguda: Es la urgencia quirúrgica pediátrica más común. En ecografía se observa una imagen tubular, no compresible mayor a 6mm de diámetro.

Conclusión

La ecografía es útil en la evaluación de la anatomía uterina y el estudio de las pacientes con amenorrea primaria, genitales ambiguos, sangrado prepuberal, pubertad precoz, y para determinar el origen de las masas pélvicas y el causante del dolor pélvico.

Recopilado por Dra. Audrey Murcia Alvarado .

Compartir este artículoTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Verificación de identidad. Complete la operación *