Con el quirófano híbrido se acortan los tiempos y se mejora la seguridad para los pacientes

Vol. I – Nº 2

En una charla amistosa conocimos las ideas, los proyectos y la visión de uno de los referentes más importantes de la radiología argentina.

El Dr. Ricardo García Mónaco es un especialista reconocido mundialmente, jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes del Hospital Italiano, un hombre que ha sabido posicionar la profesionalidad argentina en Sudamérica y en el mundo. Nuestro país viene desarrollando una profesión de alta calidad, y como muestra cabal del trabajo de todos los radiólogos nacionales, se ha designado a la Argentina para ser sede del Congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Radiología en 2016.

García Mónaco, que además de ser miembro de la International Society of Radiology (ISR) es un entusiasta promotor de esta iniciativa, recuerda: “En la Argentina tuvimos el orgullo de hacer, en el año 2000, uno de los mejores congresos de la ISR. Todavía hoy, pasados 14 años, se lo recuerda como un hito. Y esto, para nosotros, es una gran satisfacción”, concluye.

En ese contexto, y en el mes de septiembre, se va a hacer el Congreso Mundial 2014 en Dubái, organizado por la asociación egipcia. Es un programa muy amplio internacional y que está relacionado a lo educativo más que a lo científico. Allí se hará el lanzamiento oficial del próximo congreso, que será el de la Argentina.

“Hay varios médicos argentinos que van a participar este año, y está prevista una sesión especial sobre la radiología intervencionista, dentro de la cual se le ha dado la oportunidad a la Sociedad Argentina de Radiología (SAR) de presentar, en una sesión sobre radiología intervencionista, las novedades y acciones del trabajo que se realiza en nuestro país”, explica el especialista.

Tres profesionales argentinos fueron invitados a participar como oradores, con lo que se intuye que, una vez más, la Argentina sigue en la senda que viene cristalizando desde hace 20 años, la de estar presente en todos los ámbitos internacionales, “más allá de las dificultades que a veces tiene el país, ya sean económicas, sociales o de otro tipo, y que a veces no permiten que haya mucha cantidad de profesionales que puedan viajar. Por esa razón, que la Argentina diga presente y que esté en un punto del mapa como uno de los lugares donde la educación es realmente importante, habla bien de lo que es la comunidad médica de nuestro país y la radiológica en particular”, enfatiza García Mónaco.

Este referente de la radiología local tiene su reconocimiento en el mundo entero, ya que ha recibido la Membresía de Honor de la Sociedad Francesa de Radiología (2009), y la misma categoría en la Sociedad Europea de Radiología (2005) y en la Sociedad Italiana (2002). A su vez, fue miembro del International Advisory Committee (IAC) de la Radiological Society of North América (RSNA) y recibió, en 2010, la Medalla Dorada a la Trayectoria en Radiología que otorga la SAR. Es, además, una voz autorizada para conocer lo más avanzado de la tecnología actual: el quirófano híbrido.

En nuestro país, en el Hospital Italiano, se ha desarrollado el primer quirófano híbrido. En Latinoamérica hay unos pocos funcionando y es una tecnología relativamente nueva en todo el mundo. En palabras de su mayor impulsor, conocemos este avance de la medicina que despega directamente al futuro de la intervención terapéutica.

– ¿En qué consiste un quirófano híbrido?

– Como su nombre lo indica, es un quirófano, un lugar donde se realizan intervenciones, que pueden ser quirúrgicas a cielo abierto o por vías percutáneas. Lo que le incorpora la característica de “híbrido” es que tiene como extra la posibilidad de obtener las imágenes. Es decir, es un quirófano, pero al mismo tiempo es una sala de radiología. En ese lugar se pueden ejecutar imágenes de excelente calidad, para realizar intervenciones, ecografías, tomografías computadas, radioscopías, angiografías; pero además tiene toda la estructura ambiental y edilicia con los recaudos necesarios de un quirófano.

-¿Qué significa exactamente, cómo funciona en el plano real?

– Significa que tiene un tamaño determinado para que puedan entrar en una cirugía compleja hasta 16 personas. Y ellas pueden trabajar juntas, porque dispone de sistemas de recorrido para no entorpecer el trabajo de los otros, por ejemplo, el anestesista con el cirujano o con el médico que hace las imágenes. Es un espacio donde existe todo lo que se necesita para la cirugía, cuenta con zonas de aire acondicionado que permiten un flujo para que el aire vaya recirculando. En nuestro caso particular se armó con un equipo complejo de la empresa Siemens, especialmente diseñado para quirófanos híbridos.

– Es una tecnología de avanzada que es muy importante para el desarrollo profesional de los radiólogos de la Argentina.

– Es importante destacar que es el primer quirófano híbrido diseñado específicamente para ello en nuestro país, y por eso podemos afirmar que tenemos hoy, en este aspecto, una tecnología similar a la de los mejores lugares del primer mundo. Anteriormente, lo que se había desarrollado, y que eran predecesoras de esta tecnología, eran salas acondicionadas y limpias –incluso quirófanos–, donde se ponen equipos de ecografía o angiografía comunes. Pero en esos equipos el problema era que, por ejemplo, el cableado y otros elementos que pasaban por arriba de lo que es el campo quirúrgico hacían que la asepsia no fuera del 100 %. Entonces, podía servir para algo percutáneo donde los problemas infectológicos son menores, pero no para una gran cirugía a cielo abierto. La mayor ventaja es que combina la exploración de la cirugía, en cuanto visión directa del cirujano, con todo el acceso imagenológico agregado, es decir, el cirujano tiene un cerebro o un abdomen abierto y ve externamente pero, en el momento, se pueden ver los vasos con cateterismo, acceder a las estructuras internas con tomografía computada, y de este modo, es posible saber si se está haciendo una operación como corresponde, sin tocar territorios difíciles, ya que se controlan con la visión imagenológica. Por otra parte, y por su calidad de híbrido, en este quirófano, se pueden hacer tratamientos combinados, por vía intervencionista y por vía quirúrgica, todo en el mismo lugar y en el mismo momento. De este modo se acortan los tiempos de la intervención y esto redunda en beneficio de todos. Por un lado, se acortan los tiempos del paciente en lo que respecta al uso de la anestesia, y por el otro se optimiza el uso del quirófano, ya que puede evitarse con esta tecnología una cirugía en dos tiempos.

– ¿Podríamos ponerlo en términos prácticos?

– Claramente, por ejemplo, dentro de una cirugía cardiovascular, donde a veces uno necesita una apertura para llegar al corazón, para hacer el tratamiento de una válvula. Esta se puede colocar en forma percutánea, como es el caso de una válvula cardíaca, pero eso no lo hacemos nosotros, sino los cardiólogos, en la sala específicamente preparada, que es el quirófano híbrido. De la misma manera, en el ámbito de la neurocirugía, en todo lo que sea malformaciones vasculares, el radiólogo hace una embolización, ocluye una lesión vascular compleja y difícil de extirpar quirúrgicamente, y prepara las condiciones para que el cirujano lo pueda operar. En ese momento, lo operan, y en ese mismo espacio se controla con angiografía para confirmar el resultado. Si aún quedó algo se puede continuar la operación, o si hay un problema es posible hacer una tomografía computada para ver que no haya sangrado la lesión y poder reparar todo en un mismo momento.

– Es un avance que, sin dudas, permite asegurar la mejor atención del paciente.

– Exacto. Este tipo de intervenciones antes se hacían por etapas, primero la cirugía, después se hacían los controles y, si había algún inconveniente, este tenía que regresar al día siguiente a quirófano. Ni hablar para localizaciones más complejas, por ejemplo, las malformaciones vasculares espinales que a veces hay que operarlas y es difícil encontrar el lugar exacto en donde están. Así, con los métodos imagenológicos se puede tener una guía para acceder a ellas. De la misma manera, se pueden llevar a cabo, por ejemplo, cirugías hepáticas, donde hay que hacer maniobras adentro del hígado, ya sea intervencionista de ablaciones por radiofrecuencia o endovasculares de vasos para permitir una mejor cirugía. Se hace todo en el mismo lugar y tenemos todos los elementos.

– ¿Y por qué lo hizo el Hospital Italiano?

– Porque es un centro de alta derivación. En el Hospital Italiano de Buenos Aires llevamos a cabo, por ejemplo, muchos partos y embarazos de alto riesgo, en los que hay posibilidad de complicaciones como sería una hemorragia. Entonces antes la paciente venía a la sala de angiografía, le colocábamos catéteres adentro del útero por vía endovascular y percutánea, después iba al quirófano, le hacían una cesárea para extraer al bebé, y si había mucho sangrado se embolizaba en el momento porque si no se desangraba. Pero esto se hacía en condiciones no ideales. En cambio, ahora realizamos todo junto, el parto, la embolización y, además, si son requeridas se pueden hacer también maniobras endometriales con ecografía o visión radiológica.

– Me imagino la importancia de esto para atender los grandes traumatismos.

– Bueno, los grandes traumatismos son otro ejemplo importante. Cuando llega un paciente aquí está todo preparado. El quirófano, con su equipo de microcirugía, con microscopios y, a su vez, con todos los elementos necesarios desde el punto de vista anestesiológico; y tiene un diseño arquitectónico especial para ello. Vale decir que, en forma rápida, si hay que salir de la etapa imagenológica y entrar a la etapa quirúrgica, se aprieta un botón y toda ese conjunto de elementos radiológicos -que es un aparato robótico-, desaparece y se estaciona a un costado dejando vía libre para que actúe el cirujano. Y cuando el cirujano o los médicos que lo acompañan quieren hacer algo de imágenes se acciona un simple mecanismo y en 6 segundos se vuelve a armar toda la estructura del tomógrafo. Con lo cual, el beneficio es la comodidad y el movimiento del equipo actuante.

– ¿Con estas tecnologías se acortan los tiempos de todo?

Se acortan enormemente los tiempos y se mejora la seguridad para los pacientes al disminuir los riesgos, además se trabaja con todos los profesionales juntos. Es una buena opción de medicina para el paciente porque viene una sola vez y en un one stop (sic) hace todo.

El quirófano híbrido es una innovación muy importante que se está implementando cada vez más en todos los países del mundo. En el Hospital Italiano funciona desde hace un año y medio y es una razón de peso para pensar que la Argentina se posiciona fuertemente en el núcleo de los avances tecnológicos y la radiología de alta complejidad. En palabras de nuestro entrevistado: “Es un privilegio contar con este equipamiento, sus instalaciones e infraestructura en nuestro país. Es algo único incluso para la región”.

Por otro lado, esto contribuye a reforzar el camino en el que las imágenes van a ser cada vez más importantes dentro de la medicina. Se puede considerar a la radiología como un arma casi imprescindible en el diagnóstico, en la planificación terapéutica, y ahora podemos comprobar que, en ciertas patologías, es de una importancia fundamental. Una idea se cuela en la conclusión de la entrevista, hacia donde van los médicos y la medicina del futuro. “Se empieza a reformular la medicina antes sectorizada en cada una de las especialidades y se piensa más en una medicina personalizada, donde en toda la estructura el centro no es el médico y la especialidad, sino el paciente.  Y se personaliza para ese paciente en particular una medicina determinada”, sintetiza firmemente el Dr. García Mónaco.

Curriculum Vitae

Nombre completo: Ricardo Daniel García Mónaco.

Estudió en: Universidad Nacional de Buenos Aires, donde se doctoró con Diploma de Honor en el año 1981.

Especialidad: Radiólogo intervencionista especialista en Terapia Endovascular y Angiografía.

Trabaja en: Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires.

Trabajos de investigación: Ha realizado hasta el momento 447 presentaciones de trabajos científicos en Congresos nacionales e internacionales y ha publicado 208 investigaciones en revistas y libros especializados.

Entrevistado: Dr. Ricardo García Mónaco, Jefe de Servicio de Diagnóstico por imágenes del Hospital Italiano.
Por : Mercedes Cardín – Colaboración del Dr. Gustavo Saubidet
Fotos de : Laura Pedranti

Compartir este artículoTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Share on Facebook

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Verificación de identidad. Complete la operación *